Los secretos de la decoración con blanco

En decoracion comúnmente es el color más utilizado, sobre todo en zonas como baños o cocinas, donde la limpieza y la preparación de alimentos es importante. Es más fácil observar que algo se ha derramado o se ha ensuciado sobre una superficie blanca y limpiarlo. Ayuda a mantener las superficies limpias y libres de gérmenes.

El color blanco es el que mayor sensibilidad posee ante la luz. Es la suma de todos los colores.

Me encantan los interiores blancos. Se puede pensar que son aburridos, pero nada más lejos…nos ofrecen ilimitadas posibilidades.

En decoracion el blanco nunca pasa de moda, es un acierto seguro.

La clave para darle personalidad está en la combinación de texturas, tamaños y juegos de luz.

Es capaz de transmitir diferentes sensaciones de elegancia, pureza, tranquilidad, calidez y contrariamente también frescor. Ayuda a sentirse libre y liberarse de posibles opresiones, aunque, en exceso, puede hacernos sentir soledad. ( Occidente )

Hay incontables matices de blanco y cada uno de ellos transmite sensaciones diferentes.

La mezcla del blanco puro, ya sea con fríos o calientes fuera de los blancos, crea interiores tranquilos y elegantes.

 Se adapta a todos los estilos, ya sean definidos o un mix. Facilita el crear ambientes con una armonía conjunta u otorga el privilegio de destacar uno o varios objetos bien elegidos.

En decoracion al utilizar el color blanco en paredes y revestimientos se crean espacios luminosos y de mayor amplitud visual.

Combinado con texturas como la madera y unas pocas plantas, conseguimos espacios que aportan una sensación acogedora y de confort.

Los textiles blancos y de estilo country, el cabecero de ventanas de madera y el chandelier vintage, otorgan una sensación acogedora y romántica a este dormitorio.

Para una decoracion luminosa y que nos ayude a ganar amplitud, los espejos son los grandes aliados del blanco. Si además los colocamos en lugares adecuados, ya sea en solitario o conjuntados con otras piezas, nos ayudan a crear múltiples contrastes y puntos de atención.

Al igual ocurre con el cristal y los juegos de luz y reflejos que provoca cuando es atravesado por esta.

Otra de las principales razones por las que adoro el blanco, es por la facilidad que nos presta para cambiar el estilo y apariencia de una habitación.

Cuando queremos decorar y diseñar espacios, una base blanca nos permite combinar con explosiones de color, o contrastes de color en puntos concretos, utilizar accesorios étnicos, contrastes de blanco y negro, rayas, cuadros…

Un interior blanco es como un lienzo. Cualquier pintor tiene mucho adelantado con el lienzo impoluto: su cromatismo perfecto, su textura, sus haces de luz, sus proporciones, su inclinación, nos ayudan a formar la obra que llevaremos a cabo.

Y a vosotros, ¿ os gustan los espacios blancos tanto como a mi ?

Nos vemos en otros post sobre las mil caras del blanco en decoracion 😉

 

Esta entrada fue publicada en Ideas Decoración y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.