La versión moderna de una casita de madera en Sydney

Situado en el puerto de Sydney, al lado del suburbio de Castlecrag, nos encontramos con lo que en origen era un bungalow de ladrillo al que el taller de arquitectura CPLUSC transformaron, hasta convertirlo en una vivienda contemporánea de estética abierta y ligera, donde poco queda ya de sus ladrillos originales.

Pertenece a una familia que abraza los ideales de la herencia de diseño de Walter Burley Griffin para Castlecrag “ Edificio para la naturaleza “

En su estructura general tanto exterior como interior, el ladrillo ha tendido a desaparecer, manteniéndolo sólo en puntos concretos y en su lugar se ha optado por la consecución de estancias más abiertas y despejadas y se le ha dado mayor protagonismo al uso de la madera y el cristal.

La cocina es la habitación principal de la vivienda, donde las puertas desaparecen al deslizarse suavemente, permitiendo que este espacio se comunique libremente con el resto de las estancias, el jardín y la piscina.

El uso de la madera en el exterior lo convierte en un oasis privado.

El arquitecto se ha basado en las cualidades funcionales y estéticas de la madera para aumentar las percepciones en la casa.

La calidez natural de la madera se ha utilizado en todas las estructuras de la casa, sus revestimientos, acabados interiores e instalaciones exteriores.

Los espacios privados como el dormitorio están situados en la primera planta, mientras que los espacios destinados a la vida social, lo están en la planta baja.

 

Esta entrada fue publicada en Casas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.